drluismontalvan@gmail.com
+1 954 261 2489

Resequedad Vaginal

-¿Por qué disminuye la lubricación vaginal?-

Diversas situaciones pueden llevar a la disminución de la lubricación vaginal. Las consecuencias de esta disminución de la lubricación traen consigo consecuencias de orden tanto fisiológico como psicológico. Al respecto la Wikipedia dice:

“Una lubricación escasa puede ser causa de infecciones en la vagina además de disminuir el apetito sexual en la mujer. Este tipo de síntomas pueden aparecer, por ejemplo, durante la menopausia o después del embarazo.

La escasa lubricación puede ser una traba para la realización del coito, siendo dolorosa casi siempre. Una lubricación excesiva puede disminuir la sensibilidad durante el acto, tanto en el hombre como en la mujer. Este problema se puede paliar, debiendo conocer, que en algunos casos esa escasez puede producirse por varios motivos biológicos perfectamente normales, que no deben considerarse patologías, tales como los anteriormente nombrados (menopausia, postparto, etc.). Si la ausencia o escasez de flujo se da durante el acto sexual pueden considerarse también la posibilidad de una falta de motivación, posiblemente subsanable participando en preámbulos o juegos sexuales o haciendo realidad alguna fantasía sexual. Esta sequedad vaginal es una de las causas principales de la dispareunia, dolor durante la relación sexual. Puede estar originada por múltiples causas, principalmente orgánicas o psíquicas.”

 

-¿Cuáles son las causas orgánicas y psíquicas de la resequedad vaginal?-

Causas orgánicas: menopausia, alteraciones de la menstruación, anticonceptivos, periodo post-parto, periodo de lactancia, diabetes, cirugía o infección vaginal.

Causas psíquicas: desagrado por el sexo o la pareja, poca frecuencia de relaciones sexuales. [Wikipedia]

 

Resequedad vaginal -¿Cómo se trata?-

La inyección de factores de crecimiento derivados del plasma rico en plaquetas mejora notablemente la función de las glándulas que producen el moco vaginal que lubrica la vagina. 

Estos factores de crecimiento se obtienen de la misma sangre de las pacientes de tal manera que al igual que con la aplicación de grasa no existirá ninguna reacción pues es su propio tejido.

 

-¿Qué anestesia usan?-

Nosotros preferimos la anestesia local. La anestesia local evita las incomodidades a la paciente y se coloca aplicándola sobre los nervios que le dan sensibilidad al canal vaginal. Así, anestesiamos el canal vaginal y la aplicación del plasma rico en plaquetas en grandes cantidades se hace mucho más sencilla.